La oposición “derrotada”