El problema de la realidad numérica: México ante el Covid-19